jueves, 25 de septiembre de 2008

Alerta: surrealismo

En cada viaje en avión que he hecho me he sorprendido atónita -una vez más- ante los inquietantes gráficos de las instrucciones sobre qué hacer en caso de emergencia. Gracias a www.soitu.es, hoy descubro el US Department of Laughs. Se trata de una creación de Davey Jones que se mofa del Manual Anticatástrofes que la gentil Administración Bush ha tenido el detalle de repartir entre la siempre serena y difícil de acojonar población estadounidense. Está bien: los dibujos son reales y los pies de foto inventados (abajo incluyo los que en mi opinión son los mejores), pero ¿acaso no se corresponden cojonudamente con esta realidad tan estrámbotica que vivimos?


Si descubre usted a un terrorista, haga sonar su silbato anti-terroristas. Si es usted Vin Diesel, grite muy fuerte.


Si es usted rociado con una sustancia desconocida, párese y piense sobre ello en vez de ir a ver a un médico.


Si su edificio se viene abajo, practíquese una autofelación mientras espera a que le rescaten.

Trate de absorber toda la radiación que pueda en su región genital. Después de 5 minutos y 12 segundos se habrá vuelto estéril.

Si se ha convertido usted en un mutante radioactivo con la mano deforme, recuerde cerrar la ventana. Nadie quiere ver esa mierda.

Si escucha usted a los Backstreet Boys o a Michael Bolton en la radio, acurrúquese contra la pared o corra como el demonio


Si sus pulmones y su estómago comienzan a hablar, permanezca con los brazos extendidos hasta que paren.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo mejó en la situachione de riechgo e empujá, grrritá y cantá el super disco chino. Hohoheho

Arcadia dijo...

Mmmmm ¿tu recuerdas el que vimos cuándo fuimos a Oslo? ¿Cómo era? Salía una mujer haciendo cosas. raras. No recuerdo cuál era el motivo de gracia, pero desde luego estuvimos descojonándonos un buen rato.

Mmmmm ¿la semana que viene podríamos quedar un día noooo???

M dijo...

¡Sí por favor, lo necesito!

Miguel dijo...

Qué cosas tú. De lo más intuitivos son los emoticonos esos.