domingo, 19 de octubre de 2008

Últimas noticias desde el Paraíso


Imagen: The New York Times


Queridos amigos: Islandia, fuente de inspiración inagotable para los amantes de los gorros de colores, se está yendo a pique. Un porcentaje demasiado alto de su población ha visto cómo sus ahorros de toda la vida se evaporaban y sus hipotecas subían hasta la altura de la vena de María Patiño (más o menos, tampoco sé mucho de finanzas). Pretty Iceland, donde las escuelas sí son lugares alegres de verdad... ese país que en 2006 fue señalado por un estudio como el más feliz de la Tierra, podría verse solicitando ayuda a Rusia, declarado en esa misma lista como el más infeliz de todos los lugares del mundo.


Así están las cosas, y yo tengo miedo de que me embarguen el blog, pero sobre todo tengo miedo de que nos obliguen a dejar de ser felices por una puta crisis.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué noticia tan triste...
Creo que es el momento de desenpolvar a los Wombats y cantar: "Let's dance to Joy Division and celebrate the irony, everything is going wrong but we're so happy".
Y que le vayan dando por culo a la crisis

Arcadia dijo...

La felicidad no puede contarse en céntimos ni monedas de euro. Ni siquiera en billetes de 500. Da igual que estemos en crisis. Nadie puede obligarnos a dejar de ser felices.

Y a los economistas que les den.

macob dijo...

Con esa felicidad de Islandia, de las escuelas (de los niños, para ser más precisos) comienza "Sans soleil" (Chris Marker), una peli que hablad de... de... de la crisis no, no habla de la crisis... Y yo tampoco, que estoy en otro mundo.

Mister Floppy dijo...

La felicidad no se mide en billates.

A lo que mi padre siempre respondía:

"Si el dinero no le hace féliz, devuélvalo".

Islandia no era antes el paraíso forjado por una civilización superior que muchos creían que era ni ahora sus ciudadanos van a morir de hambre en las calles.

Es un lugar mágico con el que se crea un vínculo eterno, pero la incompetencia de sus dirigentes puede llegar a sobrepasar a la de un hipotético hijo concebido por ZP y Esperanza Aguirre.

¿Alguien dijo miedo?