sábado, 16 de mayo de 2009

Salir, tocar, para verte sonreír...

Escribo ahora lo que no pude decir en su momento, y no sólo por falta de tiempo. Se me habían muerto algunos ya, pero era demasiado pequeña para entender, para sentir el desgarro de la juventud perdida, del que se fue tan pronto y dejó vacías las calles que ayudó a moldear con sus propios versos.

La muerte de Antonio Vega es, hasta la fecha, la desaparición de un artista que más me ha impactado. Yo invocaba su regreso, con el que al parecer él también soñaba desde su cama del hospital, como invocaba al chico de aspecto frágil y a la vez rotundo que tuvo que enloquecer a tantas cuando yo no era ni un proyecto. Descubrí a ese Antonio que me enamoraba cuando ya era demasiada la distancia que me separaba de él; en cambio, escuchaba sus canciones desde lo que ni siquiera recuerdo, y su voz y sus acordes hipnóticos me resultaron siempre tan familiares y tan cómodos como las señales horarias.

Ahora me conmueve la música de Nacha Pop, la del muchacho que rompió su adolescencia en mil pedazos cantando desde la frontera a la que fue capaz de arrastrar su vida, con la sinceridad del que sabe que se ha ido demasiado lejos como para ser perseguido, sin conocer -o quizás conociéndolo fatalmente desde el principio- que rompería también su juventud. Antonio Vega nos dejó una enciclopedia de sensaciones, un archivo de lo que muchos vivieron y yo y mi generación simplemente quisimos vivir años después. Nunca nos explicó qué nos quería decir, sólo levantaba de vez en cuando aquellos ojos turbadores de su guitarra, incluso al final, cuando más le costaba, y nos dejaba hipnotizados por un instante que no se olvidaba jamás. Plenos, al fin.


Gracias por haber cogido al vuelo el sentido de vivir.

1957-2009




3 comentarios:

eigual dijo...

Es que es increíble. Me recuerdas tanto a mi, escribiendo....

Increíble... te lo digo en serio.........

Y encima escuchas a Love of Lesbian.. (me encantan)


Saludos!

Iván dijo...

¿a que se quedaba?, mejor que vuelva a nacer

cesar augusto dijo...

pues hoy pinte algo en violeta y quizas azul, pero si mucho rojo con un poco de granaza.... sin saber q pretenderia hacertelo llegar:
a ti,
a vos,
y atodos alos q atraves tuyo pueda conocer yo...

un lejano tipo, sediento, entre dunas y fronteras...


para que lo sepas desde takna-. perú