viernes, 11 de enero de 2008

Leyes

Todavía lo mantengo: el amor es un líquido que cambia de color al agitarlo.

2 comentarios:

Miguel dijo...

Juuuuueeee, esa frase me suena a mí, señorita teorías de la conspiración ;-)

La Serena dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. De hecho, o lo agitas, o no cambiará nunca de color. Lo que hará que todo se vuelva gris, cuando podría ser de colores.

Que metafórica estoy hecha verdad?

No me hagas mucho caso...

Muaaaaaaaaaaaaak