viernes, 8 de febrero de 2008

J'habite Metrolandia


©2006-2008 ~GiazBmx



Línea 5, demasiada gente. En el vagón no queda sitio ni para sujetarse, lo mejor es confiar en tener unos pies grandes que aseguren el equilibrio. Dos niños hermanos, ella y él, se cuelan entre la muchedumbre de la mano de su madre. Él se apoya en el hombro de su hermana pequeña, que sujeta un muñeco bebé, con esa mezcla de complicidad y rencillas tan extraña que comparten algunos hermanos. Le empieza a hablar muy bajito de una película de terror que está anunciada en todas las estaciones de metro por las que pasamos. Lleva un abrigo azul de paño que me inquieta un poco, me recuerda a los internados.
- ...y está siempre todo muy oscuro
- Mamá, me está metiendo miedo.- La niña mira con horror a su hermano y después a mi bolso, que tiene calaveras estampadas.
- ¿Y sabes qué es lo que más miedo da? Cuando la chica pregunta que si Dios existe y le dice un tío "¡Dios no existe!"
- ¡MAMAAAAAAAAAA!


No sé por qué será que esa negación obstinada de ciertas realidades -"los Reyes existen"; "no me eches alcohol, ponme una tirita"; "si como zanahorias, veré en la oscuridad"- que resulta tan tierna en la infancia se vuelve tan insoportable con el paso de los años: "si te portas mal, los Reyes no vienen", "como mientas se te van a poner las palmas de las manos rojas", "si te comes la zanahoria verás en la oscuridad"... Como cuando la madre de esta historia interviene para darle una buena colleja a su hijo.

Si es que las collejas pueden ser buenas.

5 comentarios:

Propera parada dijo...

Que cogiendo la línea 5 ó 6, el metro tarde poco en llegar y no se pare media hora entre parada y parada... aixo es imposibla, tú.
Un beso!

Arcadia dijo...

Ehhhh quien ha dicho eso???? Es Myriam??? O es Manuela?? No había nadie más ese día no?? Jajajajaja

Yo estoy totalmente de acuerdo, el metro es todo un nido de descubrimientos. Aunque algunos mejores que otros...

Yo de pequeña no creía que pudiera ver en la oscuridad s comía anahoría, pero sí que dejaría de iar gafas... Ya ves tú.

Y mi sobrino de 5 años se cree que tengo una mano biónica, y que si come de todo le saldrán más pelos en los brazos...

Si es que así no se puede túu

Arcadia dijo...

Oye este teclado es una mierda no se marcan la mitad de las letrasssss leñe!

eMe dijo...

Si te comes un flash de sabor kiwi y luego te bebes dos vasos de agua, puedes volar.
Palabrita :P

Miguel dijo...

La verdad es que la línea 5 es un lugar alucinante. Es un sitio donde las leyes de la física hacen un parentesis y se dejan de cumplir. Yo he podido comprobar como en esos trenes SI es posible que dos personas ocupen el mismo lugar en el espacio y el tiempo...

Por cierto, la conversación de los críos es graciosísima.