lunes, 4 de febrero de 2008

La Gran Guerra




"La fe en el arte fue inicialmente una medicina efectiva contra el arraigado dolor de la Gran M[1]. Pero, entonces, alguien me informó del concepto de muerte planetaria. Te podrías acostumbrar a la idea de la extinción personal si pensabas que el mundo continuaría para siempre, con generaciones de niños pasmados con las espaldas apoyada en los respaldos de sus sillas, murmurando un ahogado bravo mientras tu obra ocupaba la pantalla de una computadora. Pero, entonces, alguien de sexto curso de ciencias me explicó a la hora de comer que la tierra flotaba inexorablemente dirigiéndose a su estallido final. Esto me hizo cambiar de opinión sobre la solidez del arte. Elepés derritiéndose, las obras completas de Dickens quemándose a 451 grados Fahrenheit, Donatellos reblandeciéndose como los relojes de Dalí. A ver cómo se huye de esa guerra."

Metrolandia, Julian BARNES
[1] La Muerte

4 comentarios:

Wendy dijo...

[...]

.Escalofrio.

Pa lo que me queda en el convento, me cago dentro dijo...

Qué apolapítico. Yo tengo fe en la Humanidad y creo que un Al Gore del futuro salvará al arte.
Y sino, se lo damos a los marcianos de Mars Attacks, que aunque no sepan apreciar la música de Tom Jones, a lo mejor tienen más sensibilidad al arte en general.
Un beso!

M dijo...

Tú sí que eres apolapítico

Antuan dijo...

Me da casi tanto miedo como los documentales de Carl Sagan.