martes, 8 de julio de 2008

Angelita

Oh, Angie, don't you weep; por mucho que el metro de Madrid se esté llenando de terroristas del amplificador y la flauta de pan que te malversionen, aún quedamos muchos que veneramos tu alma.

La de Keith Richards no, que se le cayó desde lo alto del cocotero.

5 comentarios:

Arcadia dijo...

Gracias a Dios, o a Mick Jagger, aún no nos ha engullado la masa del reggeatón (o como coño se escriba...)

Gracias por el comentario...

Muak

Miguel dijo...

A mí no es ya solo la gente esta que hace versiones que son patadas a los oidos. Lo que me mata de verdad son estos putos kinkis que van con su puto reggeton puesto a todo volumen en el metro.

Un día le voy a hacer comerse el movil a uno de esos pelopinchos...

En fin, un beso. Espero que vaya todo bien por las ondas ;-)

lacaja31 dijo...

Yo del metro no voy a hablar que en Ferrol no hay de esas cosas (hace na que llegó la locomotora de vapor)

Algo me da que mucho vamos a tener que rezar por sus almas a estas alturas.

Un bico guaja

Mister Floppy dijo...

Deseable que el metro se llenase de clones de Kate Perry versionando "I kissed a girl".

Anónimo dijo...

Angelita... (suspiro) Todavía recuerdo a aquella mujer afable que en el comedor del colegio nos desbordaba el plato echando en él cucharadas mientras gritaba: "A VÉ MIH CAMPEONEEEEEEEEEH".
Qué habría gritado si hubiera sabido que sería madre de Juan Tormento. Angelita, there ain't a woman that comes close to you