domingo, 13 de julio de 2008

Sensación de consumir

Mira esta imagen sin parpadear durante treinta segundos. Después, mira una pared blanca y verás en ella a Esperanza Aguirre en el próximo capítulo de Sensación de Vivir, haciendo de mala malísima mala. Gracias, ahora puedes seguir leyendo.

"Combatir la inflación es política social. Y profundizar en las medidas liberalizadoras que vayan a reducir la inflación es trabajar en política social. Y si además generamos empleo, que es la mayor política social, se puede concluir con que liberalizar es la mayor política social."

El que hablaba era el señor Antonio Beteta, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid. Sí, lo habéis adivinado: siempre aprobaba la Lógica. Al escucharlo esta mañana no he podido evitar acordarme de Homer Simpson y sus increíbles partos filosóficos, y por supuesto de esa retahíla que casi todo el mundo se aprende cuando entra en la adolescencia:

A quien madruga Dios le ayuda.
Quien madruga duerme por la tarde.
Quien duerme por tarde no duerme por la noche.
Quien no duerme en la noche sale de juerga.
Conclusión: Dios ayuda a los que salen de juerga.

[Esta consumista compulsiva quiere dejar claro que boicoteará la liberalización de horarios comerciales de Esperanza Aguirre consumiendo compulsivamente sólo en horas decentes]

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me da mal rollo Antonio Beteta. Siempre lleva trajes que le están grandes y tiene pinta de fumar en pipa. Además, lleva una barba que parece George Michael de viejo

Patri of the Key dijo...

A la hogueraaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Con Esperanza Aguirre quiero decir!!!!

Muaka ;)

Javi dijo...

Te estas creando una antihéroa particular o solo uniéndote a la cofradia de la indignación?
Cuidado con ella...
tiene poderes.
Un beso cielo.

Peter Pánico dijo...

Pero qué buena está, así toda anarko pop-punk post nuclear!

Juan dijo...

Pero...¿por qué?

¿Por qué esa condena previa del liberalismo?

M dijo...

Estimado Juan:

Hace mucho calor. No me apetece discutir, y menos sobre el liberalismo.