sábado, 29 de noviembre de 2008

Espacio protegido

Debemos empezar a respetar la belleza de una vez por todas: tenemos que dejar de intentar comprenderla.

3 comentarios:

Miguel dijo...

La verdad es que llevas toda la razón.

Cuidate esos pelos ;-)

Un beso

Arcadia dijo...

Estoy de acuerdo.


Punto.

Javi dijo...

Siento miedo...