jueves, 19 de junio de 2008

Evaluación continua


Exploradores ingleses robaron este corcho de una universidad
española y ahora está expuesto en el Museo Británico

Vamos a ver.

Que conste que no estoy insinuando que algunos profesores de Universidad se aprovechan de la masificación de las aulas, de la falta de control y de la pereza que suscita acudir a las revisiones para inventarse las notas... no, por el amor de Dios, ¿cómo podéis pensar eso?

Sólo tengo una duda: ¿qué carrera hay que estudiar para comprender los criterios de evaluación de determinadas asignaturas?

A medida que creces, esta sensación de no entender nada del sistema educativo se hace más y más espantosa. Cuando tenías 13 años tu madre te preparaba todos los días un sustancioso bocata para el recreo, y la incertidumbre con pan y salchichón entra mejor.

6 comentarios:

Arcadia dijo...

Jajajajaja me ha encantado lo de los pictogramas!!! Desde luego que ya son más razones de las que tienen algunos profesores de nuestra universidad (y de tantas otras) para poner una nota.

Yo creo qu, como tú dijiste una vez, los tiran todos por el aire. Los que caen sobre la mesa están aprobados y los que no, suspensos. Y si se te queda enredado en una planta, pues obtienes matrícula. (Esto me lo contaste una vez en relación a no sé qué examen)

Muuuak

M dijo...

Es verdad, no me acordaba yo de aquella teoría mía...

Pero después se me fue por los suelos porque caí en la cuenta de que en los despachos de la uni no hay ninguna planta. ¿De dónde vendrán las matrículas entonces?

Es broma, ya sabemos que hay profesores que se pegan un curre de impresión leyendo y releyendo exámenes y trabajos. Pero como ineptos los hay en todos sitios, esta entrada va dedicada a los que lo son.

Miguel dijo...

:-) Sencillamente genial

La verdad es que a estas alturas de la película no sé por qué me asombro de estas cosas...

Suerte con lo que te queda

Mister Floppy dijo...

El sistema de evaluación, como todo en la vida, no se basa únicamente en lo que se hace si no en quién se es, o en otras palabras, cuando se hace una broma a una chica ella se reirá no solo por lo que se diga si no por quién lo diga.
Si la persona que realiza un examen es un estudiante reconocido por el profesor como "valioso" ya tiene X puntos por delante.

En el primer año de secundaria el tipo que se senataba delante de mi hizo un "cambiazo" en el examen, la profesora le puso un 7'5 mientras que a la mejor alumna le otorgó un 10 por poner en el papel practicamente lo mismo que el anterior.

M dijo...

He oído más de un caso de varios exámenes copiados de forma idéntica en el que uno saca un 7, otro un 10, otro un 4...

Tienta ir a la revisión y decir: "A ver, ¡que me he copiado!"

A la teoría de los papeles volando hay que añadir la de Mr. Floppy y, en el caso de clases masificadas en la universidad, la de la foto de la ficha. El año que más favorecida salía en la foto de la ficha fue el año que mejores notas saqué en toda la carrera.

Mister Floppy dijo...

Hay muchos estudios al respecto, se ha comprobado que las personas calladas o altas tienden a ser vistas como más inteligentes, también que los "guapos" reciben condenas menos duras en los juicios, hay una tendencia biológica que favorece a esos grupos en lugar de a otros, obviamente una persona con sus actos puede demostrar lo contrario pero lo hará yendo cuesta arriba.
Los mensajes nunca son únicamente textuales, cómo vistes, hablas, comes, te peinas o escribes dice de tí algo y eres juzgado por ello.