lunes, 9 de julio de 2007

Te estaré mirando desde fuera


Hoy he caminado por tu barrio
sin pisar las aceras,
por el centro de la calzada,
esperaba que me vieras;
línea recta hacia el tráfico,
melosa suicida
pintando las líneas de la carretera.

Te busqué en tu ventana,
ya me han dicho que no estás,
que ahora te diviertes con otros;
no sé si nuevos o mejores,
no sé si te quieren o no;
sólo sé que no son como yo.

Mentiría si dijera que no te echo de menos
Mentiría si no buscara tu espalda en mi espejo
Pero se me escapa la risa.
Es que eres gracioso:
las manos en los bolsillos,
los ojos en el vacío
"Psss,
yo a ésa ni la conozco"
Reconócelo,
es divertido

Unos se dan a la coca,
otros se dan a la tragedia;
a lo mejor tú te has dado al pesimismo,
pero yo sigo quemando la esperanza.
La mía, la tuya, la nuestra.

Y no barro las cenizas.

No lo olvides, seré siempre el bastón de tus recuerdos. Te estoy mirando desde fuera.

4 comentarios:

Lluvia dijo...

En todo caso felicitaciones a ti...me encanta todo lo que estoy leyendo...voy a ver si puedo recuperar el tiempo perdido y leer todas las entradas antiguas...Yo tengo un espacio de letras...
"Sonrieme entre lágrimas" http://lluviadeacordes.spaces.live.com/PersonalSpace.aspx?_c02_owner=1

Aunque ultimamente reinvento la magia del momento en detrás del objetivo de una cámara...

Esta entrada me ha gustado mucho porque me ha recordado a un texto que escribi hace ya un par de años o más... Ahora lo comparto contigo...

Invierno (24 de Enero 05)

Cuando discrepo sobre tu sin vivir tu atacas mis sueños, mis esperanzas...Intento reconstruir tus sonrisas del alma, esperando que un día no muy lejano te dejes convencer para ver el mundo desde el punto de vista de la realidad mestizado con las ilusiones...

Hoy me acerco como cada día a tu casa, con la esperanza de que me abras la puerta no solo a mi, sino a la vida, a esa vida a la que ahora te niegas en disfrutar.

En el trayecto idealizo tus sonrisas, tus ganas de comerte el mundo...Pero la realidad me golpea cuando no te veo a ti y si a la tristeza y a la dejadez, al abandono y a la ocultación de tus sueños...No importa, la idea de verte un día no muy lejano como eras antes o más bien como eres ahora, ese "tú" que te empeñas en disfrazar, me da las fuerzas necesarias para estar ahí, para brindarte una mano amiga y que por fin abandones el sendero del abismo que tu mismo te has marcado...Al menos hoy has aceptado mi propuesta para salir a comer fuera...Pero has visto la carta y has cambiado risas por lágrimas, dulzura por rencor...El camarero anota todas tus peticiones sin pestañear ni objetar nada...Pero es lo que tiene la libertad de expresión cuando se mezcla con la verdadera amistad...y en esta caso yo si objeto sobre tu elección. Por lo que me gano el deleitarme con un primer plato de aire fresco, mientras tú devoras, ahora ya en solitario, tu consomé de tristezas...Intento recoger cada pedacito de mis ilusiones antes de salir del lugar, respiro hondo, evito que mis lágrimas se liberen...Mañana será otro día.

Con tu permiso te linkearé para venir más seguido, ya me dices si te parece bien.
Un abrazo desde Valencia.
ANA

Míguel dijo...

Qué bonita es esta entrada Manuela...

Sol dijo...

Maravilloso blog el que tienes ,estoy leyendo todo lo que tienes escrito y me parece que me quedara mucho mas para leer y volver a este sitio maravilloso,el mio esta abierto para ti cuando quieras ,con tu permiso hare un link en mi pagina para poder volver .
Saludos.

La Serena dijo...

Pues yo te estaré mirando desde dentro...