viernes, 13 de marzo de 2009

Los colmillos de la crisis


De "After the crisis: a parody of 15 corporate logos", vía Gorkalimotxo.net


Últimamente... no sé, como que estoy obsesionada con la crisis. Mis amigas se han obsesionado con Crepúsculo y yo voy y me obsesiono con la crisis. En realidad no es tan diferente. La crisis -¡oh, lo he dicho otra vez!- se está convirtiendo en algo tan ambiguo y tan abstracto como un vampiro, y da la sensación de que, mientras duermes, se va a colar por las rendijas de tu persiana disfrazada de Bela Lugosi y te va a robar el alma. Y, qué queréis que os diga, ¡a mí eso me da un morbillo!

4 comentarios:

Miguel dijo...

Creo que no eres la única... demasiados nos estamos comiendo la cabeza pensando en cómo vamos a llenar la cazuela el día de mañana...

Anónimo dijo...

Morbillo que entren a robarte el alma? Madre de Dios qué vicio.
LUGOSIIIII

Arcadia dijo...

Es que los vampiros siempre han dado mucho morbo... Tu qué te crees que me ha pasado a mí con eso? Jajajaja

Lo que pasa que la crisi me da ya menos morbo ehh la verdad...

Arcadia dijo...

La crijijjjjjjjjjj