martes, 19 de junio de 2007

La periferia es otra ciudad





En los ojos,
mil historias encendidas de descampados de Madrid,
llenas de atardeceres en un coche,
de ver la ciudad desde fuera,
y volver a casa cuando ya se ha ido el Sol;
entrar deprisa en su cuarto,
guardar en el armario su olor
-el de él y el de ella-
su madre la saluda, pero ella ya ha cerrado la puerta.


Y volver mañana, y al día siguiente:
el Sol nunca se pone igual
sobre las antenas.
Aunque la magia se evapore con los días,
aún busca la niña que fue
entre las líneas de la carretera

Y la vida así es una continua periferia,
de trenes y autobuses que parten de las afueras,
que las bordean;
de nunca alcanzar el centro de la ciudad,
ni el centro mismo de las cosas;
sólo dar vueltas y vueltas
por mil descampados que atardecen al son de los años.
Vueltas y vueltas
por la periferia.

“Cuando ya está todo dicho,
¿dónde me llevo las maletas?”
Con la música a otra parte,
que si no, eres mujer muerta.
Las flores crecen solas y sordas
–ten cuidado, no las pises-
aquí, en los descampados de la periferia.




Fotografía: Today in Ankara City, Salihguler




5 comentarios:

Míguel dijo...

Vaya, este texto me ha traido recuerdos de infancia. De cuando mi barrio todavía no se había llenado de casas colmena y todo eran descampados.

Uno al final no sabe cómo estaba mejor, si cuando los yonkis se iban a pinchar al camion de la metadona al final de la calle, o cuando se ha llenado de nuevos pijos... pero eso ya es otra historia.

Te agradezco que hayas escrito algo tan hermoso porque en el fondo me ha traido buenos recuerdos, y me ha gustado :-)

Míguel dijo...

Bueno y no tan en el fondo, realmente me ha traido buenos recuerdos.

La Serena dijo...

Me parece una entrada preciosa. Suena como a infancia, es verdad. Será que nuestra generación es de las últimas que aún jugaba en descampados...

M dijo...

Jo

Pues yo me refería a gente follando en su buga

En Tres Cantos, por ejemplo

La Serena dijo...

Jajajajajaja

Hay que ver como destrozas los momentos nostálgicos M... De verdad...