sábado, 8 de septiembre de 2007

El olor de las cosas


2006-2007 ~fada


"Los objetos tienen forma y peso, color propio, y, más allá de eso, una dimensión que no hay balanza que pueda medir; la importancia que tienen, y la habitación de Annie, su vida, de la que sé tan poco, están amuebladas con artículos que poco a poco se han convertido en surrealistas. Aparecen dondequiera que mire. Roban la identidad de cosas que me circundan realmente. Está su reloj, que tiene agujas luminosas, que atrasa un poco, un reloj que ella tenía en Orleans, quizás, en Contrex, y cuyo despertador sonaba temprano, estridente. No, allí la despertaba otra chica. Mañanas de verano. Ha trasnochado y tiene sueño. Ha arrojado el vestido encima de una silla... Está su manopla de baño, cosida en forma de guante. Sus cosméticos. Su peine. La caja donde guarda sus ahorros. Oh, Anne-Marie, tu existencia es tan pura. Tienes tu propia infancia, postales de chicos de St. Léger, tu padrastro, tu desesperanza. Nada puede afectarte. Ninguna revelación, ningún delito. Eres como una historia triste, como hojas en la calle. Te repites como una canción."

Juego y distracción. James SALTER

1 comentario:

Miguel dijo...

Esta entrada me resultó bonita en su momento, y nadie tuvo el detallazo de dejarte un comentario.

Así que aunque nada más sea como mero testimonio y para que no tengas ni una sola entrada con 0 comentarios, voy a decirte, que al igual que todo lo que escribes aquí, esta entrada me gustó mucho.

Un beso